Perspectiva de un Destino Conurbado

Originario de León, Guanajuato, José Luis Reyes Vázquez llegó a Vallarta · Nayarit en el 2001, cuando se abrió la oportunidad de participar en un examen de oposición para adquirir la Notaría Pública 31 en la región de Nuevo Vallarta, la cual tiene jurisdicción desde Tepic hasta Bahía de Banderas. Amante de la naturaleza y gran aficionado de la lectura, durante sus 32 años como abogado corporativo ha ocupado diversos puestos en el servicio público y ha colaborado en la política nacional como asesor en la elaboración de un par de proyectos de nación. Este año, obtuvo el doctorado Honoris Causa por parte del Instituto Mexicano de Líderes en Excelencia.

A sus 24 años, recién egresado de la Universidad Iberoamericana Plantel León, Reyes Vázquez conoció a Vicente Fox, quien en ese entonces buscaba un abogado para que lo asesorara en materia corporativa. Desde entonces y hasta ahora, además de la amistad, ha sido su representante legal en cada una de sus etapas como servidor público, desde sus inicios como diputado hasta presidente de México.

“A mí siempre me ha gustado manejarme con un perfil bajo. Prefiero ser un ciudadano que aporte ideas de manera permanente en proyectos de carácter público y social. Por esa razón, recientemente recibí la invitación de López Obrador para participar como asesor en su proyecto. Si así como él, otro candidato de cualquier partido se acerca, estaré en la completa disposición de sumar para el beneficio de México”, explica.

Para alguien proveniente del Bajío, una de las regiones económicas más importantes del país, Vallarta · Nayarit representa una de las mejores opciones para desarrollar bienes raíces: “Desde hace algunos años, existe un gran interés por venir a invertir a nuestro destino. La mayor capacidad de compra del país se distribuye entre el Bajío, la zona de Guadalajara y estados como Michoacán, Sinaloa, Coahuila, Durango, Nuevo León, Querétaro y Aguascalientes. Debido a la ubicación geográfica y conectividad que tiene la bahía, ellos son los principales clientes que tienen la intención de comprar un espacio para el descanso. Además, por sus condiciones propicias para el negocio, cada vez es más frecuente ver nuevos corporativos o desarrolladores que vienen de esas zonas”.

“Y con respecto a este boom, todos salimos beneficiados: los desarrolladores están generando su oferta y las ventas se están consolidando. Obviamente, donde se concretan y materializan estas transacciones, es en la notaría. Todo este círculo virtuoso nos favorece y para todos es benéfico que los inversionistas y desarrolladores tengan confianza en esta zona”.

Ante la elección federal que se avecina en 2018 y teniendo en cuenta su experiencia política, Reyes Vázquez comentó: “Aún es una incertidumbre, pero el siguiente año será muy interesante. Dependiendo de quien resulte electo y los proyectos económicos que se planteen, veremos con certeza cómo impactarán en el desarrollo no solo de nuestra región, sino del país entero”.

¿Y qué tiene que hacer Vallarta · Nayarit para mantenerse vigente en la mente de los inversionistas? “Por lo pronto, necesita fortalecer mucho sus servicios públicos, infraestructura y la calidad en la atención otorgada de autoridades a ciudadanos. Para ello, es trascendental que se consolide de manera urgente la conurbación entre Puerto Vallarta y Bahía de Banderas; de lo contrario, continuaremos teniendo dos municipios juntos con esfuerzos divididos. Esta unión se requiere para que por fin tengamos un solo fin común y con los ingresos de ambos se fortalezca un proyecto de región como un único destino. Al final, todo esto se verá redundado en beneficios para los inversionistas, visitantes y todos aquellos que deseen crecer económicamente en este lugar”.

“La conurbación de Puerto Vallarta y Bahía de Banderas es esencial para fortalecer un proyecto de región como un único destino. Esto se verá redundado en beneficios para los inversionistas, visitantes y todos aquellos que deseen crecer económicamente en este lugar”.

La Notaría 31 y su Certificación ISO 9000

“Para mí, la notaría siempre ha sido la institución más sólida del derecho. Es el universo de la consolidación jurídica de manera segura y transparente. Ese fue el motivo principal por el que elegí desarrollarme profesionalmente en este ámbito”, recuerda. “Para poder ser notario, tuve que presentar y aprobar un examen de oposición —avalado por el Colegio de Notarios y la Dirección del Notariado de Nayarit—. Una vez avalados los requisitos de ley, el entonces gobernador de Nayarit, Antonio Chavarría Domínguez, me otorgó el fiat notarial, que es la constancia que me da la autorización y fe pública para poder ejercer. Con el paso de los años, comenzamos a trabajar en la Certificación ISO 9000 que realiza el Global Certification Bureau y, desde 2010 la hemos obtenido anualmente. Es de recalcar que en el proceso para auditarse existe mucha rigidez, pues vigilan minuciosamente que cumplamos con calidad total en el servicio de atención a clientes, instalaciones, procesos internos y otros aspectos. Esta certificación la hemos obtenido tanto en español como en inglés”.

Antes de terminar la charla, Reyes Vázquez incitó a construir un México mejor a través del arduo trabajo: “Para cambiar, necesitamos arremangarnos las mangas, hacer bien nuestro trabajo, ser buenos ciudadanos, participar y cumplir nuestras obligaciones; ser profesionales, transparentes y éticos en cada una de las tareas que realizamos. Debemos ser promotores permanentes de la paz y justicia social”.