Manuel Flores: Retos a Vencer para Mantener Fuerte a la Industria Inmobiliaria

Originario de la Ciudad de México, Manuel Flores sabía que su destino se iba a forjar en un destino de playa. Aunque primero probó suerte en Cancún, su primera oportunidad laboral se dio en Acapulco, colaborando en un desarrollo que se estaba erigiendo en Las Brisas, donde se encargó de urbanizar un terreno de 250 hectáreas y comenzó a involucrarse en las ventas. Posteriormente ingresó a la división inmobiliaria de Mayan Palace Acapulco, donde estuvo participando durante cuatro años en la venta de condominios. Tras su éxito, la compañía le ofreció dirigir los esfuerzos en Nuevo Vallarta y, desde entonces, nuestro destino ha sido su hogar de manera permanente.

Manuel Flores: Retos a Vencer para Mantener Fuerte a la Industria Inmobiliaria

“Yo llegué a Puerto Vallarta hace 20 años, con un pie adelante y otro atrás, no conocía a nadie. Aunque llegué a picar piedra, Mayan fue una apertura impresionante para la generación de clientes de ciudades como Guadalajara, San Luis Potosí y León, entre otras. Trabajé con ellos hasta que se vendió todo el inventario”, explica.

Después de colaborar con Tere Kimball en Prudential Vallarta Realty, donde participó en la comercialización del desarrollo LUMA, había llegado el momento de independizarse y, tras la experiencia adquirida, en 2011 fundó Ocean Key Properties, una agencia inmobiliaria altamente capacitada en la investigación del mercado local que se dedica principalmente a la compra-venta de condominios, villas y lotes residenciales de alto nivel.

“Aunque he tenido la fortuna de trabajar en muchas de las zonas de interés dentro y fuera de la Bahía de Banderas, nuestros esfuerzos y principales clientes nos han llevado a especializarnos en Riviera Nayarit. Desde que llegué al destino, he residido en Nuevo Vallarta y recuerdo que en esa época se vislumbraba un extraordinario potencial de desarrollo en cualquier ámbito, por lo que me di cuenta inmediatamente de que encontraba en el mejor destino, en el momento apropiado”, explica.

“Lo que siempre me atrajo y me sigue atrayendo de esta zona es la convergencia entre flora, fauna, ríos, clima, selva, montaña, playas, gastronomía y, sobre todo, la calidez y amabilidad de su gente. En pocas palabras, se trata de una extraordinaria reserva territorial”.

Ante la pregunta expresa sobre los retos que existen para mantener fuerte y atractiva a la industria inmobiliaria de Vallarta · Nayarit, Flores hizo hincapié en el mejoramiento de la imagen, así como en la promoción y comercialización del destino con la intención de atraer mayor flujo de inversiones y financiamiento al sector turístico e inmobiliario.

“Además, debe continuar la inversión en infraestructura aeroportuaria y carretera, así como en la modernización del sistema de transporte y movilidad. Se debe acelerar la concesión de licencias y simplificar las normas de construcción. De la misma manera, creo que se debe evitar la sobrevaluación de los inmuebles, al tiempo que se recuperan espacios desordenados que puedan ser de interés turístico. La tecnología debe estar presente con dispositivos bilingües que cubran y satisfagan las necesidades de información tanto de visitantes como de inversionistas potenciales. Finalmente, se debe establecer un ordenamiento urbano renovado para evitar el crecimiento irregular”.

Explicó que de concretarse todo esto, el encanto y la calidad de vida de los residentes del destino no solo va a aumentar, sino que se va a mantener durante muchos años más.

Puesto que Flores es un miembro activo de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI), así como de la NAR (Asociación Nacional de Realtors), al preguntarle sobre algunas problemáticas que deben ser erradicadas o corregidas en el corto plazo para evitar perjudicar a la industria inmobiliaria, comentó: “A lo largo de todo el país, existen muchos agentes de bienes raíces que trabajan en la informalidad, por lo que se necesitan crear leyes estatales y/o federales que los incentiven a certificarse para obtener una licencia que les permita operar, lo que generará confianza entre todos los involucrados”.

Las bondades del destino son bien aprovechadas por Flores, quien admite que gusta mucho de andar en rodadas de motocicleta durante las mañanas de los domingos. Además, se mantiene en forma a través del spinning y desde siempre ha sido un aficionado de la fotografía, habilidad que aprovecha para destacar las propiedades que comercializa.

Antes de finalizar nuestra conversación, el director y fundador de Ocean Key Properties otorgó su visión general de la industria en el corto plazo: “Contra todos los pronósticos, este 2019 ha sido un año maravilloso, pues a todos los inmobiliarios de la región nos ha ido muy bien. Ojalá que continúe así y que el Gobierno Federal se logre asentar pronto para evitar crear expectativas que puedan alejar a los inversionistas. Al final, como sabemos, esto nos beneficia a todos”.

Manuel Flores: Retos a Vencer para Mantener Fuerte a la Industria Inmobiliaria